fbpx
Tarjeta de papel con inscripción de plan de contenido de medios fijada en tablero de oficina de corcho

Planifico, luego muestro

¿Te suena el concepto plan de medios?

Un plan de medios es la estrategia que determina dónde y cómo gestionar tu campaña de publicidad, según el objetivo que esta persigue. 

El concepto no es nuevo. Surge con la búsqueda por encontrar el mejor espacio y la mejor forma de comunicar un producto o servicio. 

Pero el desarrollo de las tecnologías de la  información y comunicación (TIC) hizo más compleja la actividad de elaborar este plan. ¿Sabes por qué?

Diversificación del medio

Por varias y variadas razones, aunque dos de las principales son que tanto la atención de las personas, como las características de cada medio se han singularizado, con lo que cada objetivo se vuelve más particular. 

En cualquier caso, existen algunos pasos comunes que son aplicables a casi todas las campañas, tengan las características que tengan. Estas son bastante generales, pero constituyen lo fundamental para iniciar un plan de medios eficaz. 

Composición del plan

Lo primero es definir objetivos. Aunque parezca obvio. Aunque resulte repetitivo. Definir objetivos es lo que te permite determinar muchos de los elementos que verás a continuación.

Segundo, hay que enfocarse en el target (grupo demográfico al que se apunta). Esto mejora la aproximación al contenido de la campaña y a la forma de comunicar.

Por ejemplo, si tu target son estudiantes principiantes de inglés, entenderás mejor cómo aproximarse a ellos. Sabrás que una campaña no debe ser en inglés, porque al ser principiantes en ese idioma, hay una alta probabilidad de que no sepan interpretar satisfactoriamente el mensaje.

Luego toca elegir un medio: TV, radio, letreros, eventos, la Web. Cada uno de estos medios tiene diferentes espacios o canales, con sus propias características. En esta etapa se deben considerar los objetivos para determinar cuál es el mejor medio y espacio de avisaje. 

Al elegir el medio, se debe buscar el canal adecuado. Esto es, qué emisor específico en ese medio se quiere utilizar. Por ejemplo, si se elige como medio buscadores de internet,  toca preguntarse en cuál (es) se quiere tener presencia: ¿Google, Yahoo, Bing, otro?

Y cuando el target, el medio y el canal están definidos, se debe trabajar el formato. Para medios como la TV, radio o prensa escrita, no hay mucho que hacer.

Pero para campañas digitales, las posibilidades son más amplias. Por ejemplo, una red social soporta una variada serie de formatos: Videos, imágenes , textos, contenido interactivo, catálogos, etc. 

Al determinar qué formato es el más indicado, se debe considerar los elementos ya mencionados, así como el tiempo y el presupuesto. Cada formato tiene sus propios costos, y se vincula con el público de una determinada forma. 

Y pese a que hay tendencias, es importante entender que no existe un único método para realizar una campaña exitosa. Depende de muchos factores, que deben ser considerados. 

Todo depende, al final, de lo que quieres, de lo que puedes y de a quienes esperas convencer. 

Autor

Carlos Miranda

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *