fbpx

Hola, soy tu anuncio

Hoy vamos a hablar del modelo AIDA. Pero para eso necesitamos preguntar algo: ¿Sabes cómo crear un buen anuncio? Si no, buscalo.

Si lo buscaste, te habrás dado cuenta que hay muchos consejos sobre cómo hacer un buen anuncio. Y si no, estos son algunos de los más comunes: 

Que sea bonito. Que sea inteligente. Que sea creativo. Que sea llamativo. Que sea corto. Que sea actual. Que sea compartible. Que sea realista. Que sea cercano. Que sea claro. Que sea tu identidad. Que sea rojo

Basta tomarse un rato para darse cuenta de que hay mucha gente hablando sobre cómo hacer un buen anuncio. Tips, consejos, experiencias. ¿Qué color es mejor?, ¿Post o stories?, ¿Cercano o formal?

Por eso, no vamos a decirte cuál es la mejor tipografía ni el color más adecuado. Pero sí te vamos a contar del modelo AIDA que te servirá para resolver varias de las interrogantes que puedas tener. 

AIDA, modelo para la acción

El modelo AIDA plantea que hay cuatro fases por las que pasa una persona desde que conoce de algo, hasta que realiza una acción al respecto. 

La sigla es un acrónimo de Atención, Interés, Deseo y Acción. Estas cuatro etapas son por las que transitan una persona cualquiera, para convertirse en un cliente. 

¿Cómo pasa eso?

Atención: Existe un primer contacto entre la persona y la marca. Esto puede ser por un anuncio, un evento, una entrevista… algo que promociona quién eres. La idea es llegar al mayor número de personas, para que se familiaricen contigo. Aquí no se vende. Aquí te presentas. 

Interés: De todas las personas que ven el anuncio, un grupo quiere saber más. Investigarán (te buscarán en internet o en el anuncio que vieron) para saber más. Es importante que pueda encontrar lo que tienes o haces. 

Deseo: Teniendo interés, aquí es donde buscas motivar una decisión. Generalmente se ofrece un incentivo que resulte en una preferencia por ti. A ojos de un potencial cliente, debes ser la opción para ellos. 

Acción: ¡El cliente se vuelve cliente! Y tú tienes su preferencia. 

Hola, soy tu *Insertar producto o servicio*

Una forma de graficar lo anterior es llevándolo a una frase. 

Si estuviéramos buscando un medio de transportarnos, por ejemplo, una forma de analizar el AIDA sería con la siguiente frase.

Hola, soy tu bicicleta

  • El Hola inicia la comunicación y llama la atención
  • El Soy permite que te presentes, porque ya tienes la atención 
  • El Tu propone una relación con el receptor 
  • y la Bicicleta cierra esa propuesta, porque responde a la necesidad inicial (un medio para transportarnos).

Respecto a la aplicación del AIDA, es un modelo que se puede adaptar a diferentes objetivos y recursos. Depende mucho de la estrategia que definas, pero en general vale más un contenido bien diseñado, que muchos contenidos mal hechos.

También es importante aclarar que el AIDA no excluye la importancia que puedan tener otras consideraciones, como el tipo de diseño o la forma de difusión que tengan tus anuncios. 

Pero es mucho más versátil que ciertas “reglas” que podrás encontrar, y que aunque pueden ser efectivas, no necesariamente lo serán para tu anuncio.

Autor

Carlos Miranda

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *